viernes, 29 de abril de 2011

Fue la primera vez que visité la India...

Fue la primera vez que visité la India, cuando unos vascos me hablaron de Jaume, ¿catalán y desconocido por nosotros?

Tan pronto como llegué a Barcelona, a la calle Aragón, contacté con SONRISAS DE BOMBAY…a partir de entonces se sucedieron tantos y tantos momentos mágicos, difíciles de describir en unas líneas, pero todos los llevo en el corazón, siempre siendo protagonista Jaume.

La Providencia hizo que coincidiésemos en un hospital y que conociera a mi querido sobrino David - que nos dejó al poco tiempo-. ¿Sabes que feliz fue aquel día? Imposible explicarlo…así, a raíz del compromiso que contrajimos el septiembre de ese mismo año visité SONRISAS DE BOMBAY en Andheri East.




Emociones, privilegios de vida….experiencias únicas, sentimientos de
PAZ, ESPIRITUALIDAD, GENEROSIDAD y tantas coses mes.

Las visitas a los proyectos impresionantes.

Recomiendo disfrutar de esta experiencia, incomparable con otras vividas.


Cuando vuelves a tu escenario de vida habitual, tienes que reflexionar sobre la revolución interior que te llevas de ese trocito de mundo, lleno de sensaciones indiscutibles que remueven la escala de valores y la sensibilidad del ser humano.

Anna Ferrer
Voluntaria y miembro de Sonrisas de Bombay

Si quieres viajar a Bombay y conocer nuestros proyectos te hacemos dos propuestas:




3 comentarios:

GRAN VICTORIA dijo...

MUY BUENISIMASSS SONRISAS DE BOMBAY!!!
WOWWW, GRANDIOSO EL RELATO DE ANA FERRER, LLENISIMO DE ENERGIA!!!
MILES DE GRACIAS POR COMPARTIRLO!!!

QUE TENGAIS UN FIN DE SEMANA ESTUPENDISIMO!!!

LO MEJOR DE LO MEJOR DE .... Y EN ABUNDANCIA, SIEMPRE!!!

P.D.LAe

Viva dijo...

Que blog más interesante!!
Lo hemos enlazado en nuestra página de Facebook.

Nuestra cadena de tiendas de ropa, se llama Viva Bombay. Todas nuestras telas prodecen de allí y queremos mucho a esas tierras.

http://www.facebook.com/VivaBombay

SONRISAS DE BOMBAY dijo...

Hola,

¡Muchas gracias por vuestro interés en nuestro proyecto!

Estamos a vuestra disposición,
Sonrisas de Bombay